Si estás pensando en contratar a un diseñador web y quieres evitar tener una mala experiencia, te consejo que leas este artículo en el que te voy a comentar algunas cuestiones puedes exigirle a tu diseñador antes de firmar el contrato de diseño.

Cosas que exigir a tu diseñador web

Un contrato de diseño claro en el que se especifique todo lo que está incluido y lo que no. Parece de cajón, pero muchos diseñadores web que empiezan no trabajan con un contrato de diseño y toda la negociación se hace de forma oral. Esto tiene el gran inconveniente de que a la hora de reclamar algo entremos en confusos debates del tipo “yo entendí, tú dijiste…”. Lo mejor es que el presupuesto y el contrato de diseño estén por escrito y se acepten firmándolos o por email para que quede constancia. De esta manera ambas partes tendrán un documento que puedan volver a consultar en caso de duda o incumplimiento. Esto aumenta la confianza y la seguridad para ambos a la hora de cerrar la relación.

Honestidad con respecto a lo que puedes esperar con el diseño de tu web. Muchas veces me encuentro con promesas vacías. A veces por cerrar una venta somos capaces de prometer el éxito a nuestros clientes cuando en realidad triunfar con un negocio online con una página web es un trabajo enorme. Así que no te fíes de alguien que te promete que una tienda online bonita o una web super chula van a traducirse automáticamente en ventas y éxito garantizado. Una web o tienda recién hecha requieren de mucho trabajo y tiempo para que lleguen las primeras visitas y por lo tanto las ventas. No es un proceso que se pueda acelerar sin una importante inversión en marketing y SEO. Así que no dejes que te engañen prometiéndote resultados a corto plazo. Aquí tienes lo que nadie te dice pero necesitas saber antes de diseñar tu web o tienda online.

Compromiso con los tiempos de entrega. Esta es una de las quejas más habituales con las que me he encontrado. Proyectos que tenían un periodo de ejecución de 6 meses y terminan extendiéndose durante años. ¿Es normal que el diseño de una web se retrase tanto? Esto es algo que no se puede permitir alguien que está empezando un proyecto empresarial que depende de tener una página web. Para mí es esencial calcular bien los tiempos de ejecución y cumplir los plazos estipulados, siempre que los retrasos no sean causados por razones ajenas a la voluntad (una baja médica) o por retrasos en aportar el material por parte del cliente.

Un plan de trabajo. Es muy importante que ambas partes sepan bien cuál es el plan de trabajo según el cual se va a ejecutar el proyecto. Tener claros los pasos y los tiempos de cada etapa ayuda a que ambas partes estén coordinadas y todo fluya de manera correcta.

Ser tú el dueño de tu cuenta de hosting y registrar a tu propio nombre tanto el dominio como el alojamiento. Es práctica habitual en muchos diseñadores y agencias que incluyan el hosting y el registro del dominio en el precio de la web. Pero esto significa que en muchos casos ellos son los dueños y lo registran a su nombre. Esto les convierte en intermediarios obligatorios, algo que no te conviene porque te cobrarán por ese trabajo de intermediarios y te puedes encontrar con problemas serios el día que quieras trabajar con otras personas o cambiar tu web de alojamiento y ponerlo a tu nombre. Creo que un diseñador web debería de aconsejarte para elegir estos proveedores pero siempre tienes que contratarlos tú y a tu nombre para ser el dueño de tu web y tener libertad de movimientos en el futuro. Me he encontrado con casos en los que una agencia de diseño web ha literalmente “secuestrado” la web de un cliente cuando han intentado cambiar de proveedor o trabajar con otro diseñador y la única solución ha sido empezar otra vez desde cero.

Usar un software profesional y que se adapte a tus necesidades. Si necesitas cierta autonomía a la hora de actualizar los contenidos de tu web, no tiene sentido que tu diseñador la haga programada desde cero para que necesites de su ayuda cada vez que tengas que hacer un cambio. Yo te recomiendo un software profesional y versátil como WordPress, que te permitirá tener una web potente y flexible y será fácil de usar.

Elegir un theme de calidad. Si vas a hacer tu web con WordPress, que es lo que yo te recomiendo, exige a tu diseñador que escoja un theme de calidad y fiable. El mercado está lleno de themes muy aparentes estéticamente pero que a la larga pueden dar problemas porque no están bien programados. También puede pasar que la empresa que creara el theme deje de prestar servicio o tenga un servicio técnico de muy mala calidad. Yo por eso ya utilizo siempre Divi de Elegant Themes en todos mis proyectos, porque sé que es un tema sólido y que la empresa que hay detrás ofrece un buen servicio y está consolidada. Además Divi luego es fácil de usar para mis clientes, con lo cual conservan su autonomía una vez que termino con el diseño.

Exige que tu theme tenga una licencia válida y esté activado. A veces algunos diseñadores para ahorrar gastos, en lugar de comprar una licencia válida para cada proyecto, aprovechan una misma licencia para varias webs. Esto te deja con un theme sin licencia propia que no está activado y por lo tanto no te da derecho a las actualizaciones. algo muy negativo porque hace que tu web sea más vulnerable y además causará incompatibilidades a la larga con el resto del software de tu web. Exige además que las actualizaciones lleguen de forma automática al escritorio de tu web para que tú mismo puedas actualizarlo fácilmente y no necesites que el diseñador te haga una actualización manual, porque esto te saldrá caro y fomentará tu dependencia del diseñador. Aquí te hablo de la importancia de tener siempre el software actualizado.

Usar siempre un child theme. Muchos diseñadores hacen modificaciones sobre el theme elegido para poder personalizarlo a las necesidades del cliente. Pero si esas modificaciones se hacen sobre el theme original, el cliente no podrá actualizar a las nuevas versiones del software sin correr el peligro de “romper” su web o perder los cambios. Por eso siempre hay que utilizar child themes, así además, aunque el primer diseñador no haya hecho ningún cambio, dejará la puerta abierta para que cualquiera pueda hacer modificaciones del theme en el futuro de la manera correcta  si es necesario.

Tener en cuenta el SEO a la hora de crear la estructura de la web. Todo diseñador web debería de tener unas nociones básicas de posicionamiento web para tenerlo en cuenta a la hora de planificar y ejecutar el proyecto. Muchas veces acuden a mí personas con webs recién diseñadas que necesitan ayuda para posicionarlas y el planteamiento inicial de la web está tan mal pensado con respecto al posicionamiento que es obligatorio hacer muchísimos cambios, encareciendo mucho el servicio de posicionamiento web. Pero con unas nociones básicas el diseñador puede hacer un planteamiento inicial optimizado para buscadores que es la base perfecta para que luego trabajes en el posicionamiento de tu web.

Incluir un certificado de seguridad. A día de hoy Google califica como no seguras a las webs que no poseen certificados de seguridad. Los proveedores de calidad como Siteground y Webempresa ya ofrecen la posibilidad de añadir un certificado de seguridad a tu web de forma fácil y gratuita. Yo lo incluyo ya en todos mis trabajos por el mismo precio.

Dar de alta tu web en Google Search console y facilitarte acceso. Es importante para que Google indexe bien tu web, para poder detectar y corregir errores que puedan ir surgiendo, por razones de seguridad y para trabajar el posicionamiento. Así que un diseñador profesional dará de alta tu web en Google Search console y luego te dará permisos de administrador de la cuenta para que puedas aprovechar esta herramienta. Esto incluye la creación y envío de un sitemap de tu web.

Información sobre el funcionamiento de tu web. Si tu diseñador web no te cuenta lo básico para que puedas manejarte con tu web estás condenado a una esclavitud perpetua y una dependencia enfermiza. Necesitas saber cómo funciona tu web y cómo hacer cambios básicos de textos, imágenes, etc. para ser realmente el dueño.

Imágenes optimizadas y al tamaño adecuado. Un buen diseñador web debería de usar siempre las imágenes de tu web al tamaño adecuado (el tamaño máximo al que se van a ver en la pantalla) y optimizadas (comprimidas para que ocupen el menor espacio). Las imágenes pesan en tu web y afectan negativamente a la velocidad de carga y al SEO además de ocupar espacio en tu cuenta de alojamiento. Pero en muchas ocasiones me encuentro con webs llenas de imágenes a tamaños descomunales, como para hacer vallas publicitarias, cuando es totalmente innecesario y negativo.

Una página web 100% responsive. Hoy en día si tu web no es responsive, 100% adaptable a todo tipo de dispositivos y tamaños de pantalla, tu posicionamiento se verá seriamente afectado. Tu web no tiene que verse igual en todas partes, tiene que adaptarse tanto en estructura como en contenidos para facilitar la navegación desde dispositivos muy diferentes. Y eso no solo se arregla solo usando una plantilla responsive, también hay que simplificar los elementos que componen la web en la versión para dispositivos móviles.

Recomendaciones de seguridad para tu web. Y por último, creo que también es necesario que exijas a tu diseñador que te de unas recomendaciones básicas para garantizar la seguridad de tu web: elección de un hosting seguro, cómo hacer copias de seguridad si no las hace tu proveedor de hosting, seguridad de claves, actualización del software, etc. Los hackeos y ataques maliciosos con malware están a la orden del día y son muy habituales, pero se pueden prevenir con simples precauciones de seguridad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptar las cookies y nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
CLOSE
CLOSE
claves para tener una web de exito

Consigue gratis el Ebook que va a revolucionar tu página web

Suscríbete y recibe gratis las claves para tener una web de éxito.

No olvides confirmar tu suscripción, te llegará un mail de confirmación :)

Pin It on Pinterest