En realidad las plantillas WordPress se llaman temas o themes. El theme que elijas para tu web, determina en buena manera la estructura del diseño de tu web y afecta bastante al resultado final de la misma. En este artículo te cuento cómo elijo yo los temas de WordPress para mis proyectos de diseño web.

¿Qué son exactamente las plantillas WordPress?

Las plantillas o temas de WordPress son un conjunto de archivos que definen el aspecto estético de tu páginas web o blog creada con WordPress. Entre otras cosas, un tema afecta a:

  • La estructura y colocación de los elementos principales en las páginas de tu web
  • Los colores de los distintos elementos
  • Las tipografías
  • La localización de los widgets
  • El estilo de los artículos de tu blog
  • Funcionalidades específicas: por ejemplo, sistema de reservas en la página principal de una web de hostelería…

Existen plantillas de WordPress creadas para todo tipo de sectores y funcionalidades: Plantillas para restaurantes, para hoteles, para tiendas de ropa, para portafolios artísticos, para inmobiliarias, para blogs, para revistas, etc.

¿En qué puede afectar la elección del tema a la eficacia de tu web?

  • Obviamente, en el aspecto más visual y estético: Aunque se puede personalizar tanto un tema con las opciones del tema o con CSS que no lo reconocerías en otra web.
  • En la navegabilidad: hay temas que tienen más en cuenta los principios de usabilidad web y facilitan la navegabilidad, en cambio otros son más farragosos y la dificultan.
  • En el tiempo de carga: La manera en la que esté construido el tema puede afectar mucho a los tiempos de carga de la web. Hay temas con elementos decorativos muy llamativos pero que enlentecen tu web. Si tu web es lenta, también perderás lectores, que no tendrán paciencia para esperar a que tus contenidos se carguen.
  • En la adaptabilidad a todo tipo de dispositivos: Hay temas que no están bien preparados para adaptarse a dispositivos móviles como tablets o teléfonos.
  • En el posicionamiento: Velocidad de carga, usabilidad y adaptabilidad son factores determinantes para el posicionamiento de tu web, así que un mal tema puede perjudicarte a la hora de salir en los primeros resultados de búsqueda.

Temas gratuitos vs temas de pago

  • Temas gratuitos: Existen más de mil temas gratuitos en la comunidad de WordPress, con lo cual tienes muchos entre los que elegir. Son la mejor opción para aprender e investigar. Al ser gratis, puedes cambiarlos cuando quieras. Los  inconvenientes principales son que no ofrecen soporte técnico si te encuentras con algún problema, que siempre tienen el sello del creador en el footer y que a veces dejan de prestar servicio.
  • Temas de pago: Existe una enorme variedad de temas de pago de WordPress también. Las ventajas que ofrecen son que generalmente tienen un código más limpio y fiable, tienen diseños espectaculares y suelen ofrecer soporte técnico. Las desventajas son que no son gratis 😉 y que a veces es complicado distinguir los buenos de los no tan buenos.

¿En qué me fijo yo al elegir un tema de WordPress?

  • En el número de descargas que tiene: esto me indica cuánta gente lo ha probado y lo está usando. Cuántas más descargas tenga un tema, más rodado está, siempre es un síntoma positivo.
  • En las valoraciones: pero no sólo en la valoración media si no también en el número de valoraciones que tiene. un tema puede tener 5 estrellas pero sólo 2 valoraciones (normalmente en estos casos una de ellas es del propio autor y la otra seguramente de su madre).
  • En los comentarios y preguntas de otros usuarios, respuestas que han recibido y el tiempo de respuesta: Esto me indica lo bueno que es el soporte, los problemas que han tenido otras personas y si se han resuelto, etc. Así me puedo hacer una idea de lo que puedo esperar si me encuentro con algún problema.
  • En la última fecha de actualización: Por lo general todos los temas se tienen que adaptar cada vez que WordPress saca una actualización y eso es bastante a menudo. Así que un tema que no se actualiza desde hace meses, puede traerte problemas.
  • En los plugins que utiliza: Muchos themes requieren la instalación de varios plugins complementarios.
  • En que sea responsive: ya sabes que es fundamental que tu web sea responsive si quieres que salga en los resultados de búsqueda.

Personalizar tu tema

  • Opciones del tema: Normalmente todos los temas tienen un apartado con opciones del tema en el que permiten más o menos personalización. En las opciones del tema ( o theme options) puedes elegir la estructura principal de la web, tipografías, colores, etc. Suele estar bajo el menú apariencia de tu escritorio.
  • CSS personalizado o custom CSS: Puedes personalizar tu tema editando su CSS. La mayoría de los temas tienen ya un lugar en el que puedes introducir tu propio CSS para cambiar algunos aspectos del diseño que no estén en las opciones del tema.
  • Plantilla a medida: Aunque es verdad que la mayoría de los temas de WordPress son bastante personalizables, hay proyectos que necesitan que se diseñen temas totalmente personalizados desde cero. Si tu proyecto es muy especial, tal vez necesites el desarrollo de un tema para ti desde cero.
  • Constructores de temas o frameworks: Hay temas que actúan como constructores de temas. Ofrecen un sinfín de posibilidades para que construyas tu propia plantilla a medida. En muchos casos no es necesario saber casi nada de programación. Su mayor inconveniente es  que pueden afectar a los tiempos de carga de tu web.
  • Plugins que actúan como constructores de páginas: Hay plugins como el famoso visual composer que te permiten construir la estructura de cada página de tu web de manera personalizada. Es muy versátil y funciona con la mayoría de los temas.

Mi consejo, opta por algo sencillo

Cuánto más complejo sea el tema elegido y más “chorradas” añadas a tu web, ¡peor!. Lo mejor es optar por un diseño limpio y sencillo. Todas estas cosas que añadimos a nuestra web, pesan, tardan en cargarse y, si sumamos muchas, nos encontramos con una web demasiado lenta. Además muchos de estos elementos decorativos llamativos, se construyen con scripts que a veces interfieren con la correcta indexación de nuestro sitio, y por lo tanto, afectan gravemente a nuestro posicionamiento. En diseño siempre menos es más y en diseño web, por partida doble, porque no sólo nos afecta a nivel visual, si no que tiene importantes consecuencias técnicas que afectan a la efectividad de nuestra web.

¿Dónde compro yo los themes de pago?

En algunos proyectos de clientes, utilizo de base temas de pago. Suelo comprarlos en Themeforest, un portal en el que se pueden encontrar temas de pago y plugins para WordPress y otros gestores de contenidos. Me gusta porque tiene un sistema de valoraciones muy fiable, sólo valoran los temas las personas que los han comprado, actúan como intermediarios en el caso de que tengas algún problema con el desarrollador@ del tema, te devuelven el dinero si el producto resultaba engañoso o el soporte técnico no responde, etc. Encontrarás temas para todo tipo de negocios y proyectos y podrás verlos en acción, ya que todos ofrecen la posibilidad de previsualizar el tema en acción.

¿Cuáles son tus temas preferidos? ¿Dónde los compras tú?

curso de diseño web con WordPress

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptar las cookies y nuestra política de cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

claves para tener una web de exito

Consigue gratis el Ebook que va a revolucionar tu página web

Suscríbete y recibe gratis las claves para tener una web de éxito.

No olvides confirmar tu suscripción, te llegará un mail de confirmación :)