¿Aún no tienes una web responsive? Desde que se empezó a extender el uso de los smartphones, se hizo evidente la necesidad de facilitar la navegación de las páginas web desde cualquier tipo de dispositivo. Durante una buena temporada, esto se ha conseguido teniendo una versión móvil de la web, lo cual implicaba tener dos versiones de la página, doble de trabajo para posicionarla, doble de trabajo para actualizarla…

El diseño web responsive, nació con la idea de simplificar el problema. ¿Y si hacemos una sola web que logre adaptarse según el dispositivo que se esté usando? Móviles, tablets, ordenadores… todos ellos tienen diferentes tamaños de pantalla, diferentes formas de navegación, diferentes resoluciones y diferentes tiempos de carga… El diseño web responsive consigue que los elementos de una página web cambien ligeramente y se adapten para facilitar la navegación desde cualquier dispositivo.

¿Por qué es importante el diseño web responsive?

Hoy en día, más del 80% de las personas, accede a Internet a través de dispositivos móviles. Eso significa que un importante segmento de las personas que visitan nuestra web a diario lo hacen desde un móvil o una tablet. Para que te hagas una idea, en Creatiburón, durante el último mes, el 25% de las visitas han sido desde tablets o smartphones. Si tu web no está preparada para adaptarse a este tipo de pantallas y su navegación táctil, al llegar a tu web, estos visitantes se frustran y abandonan la página.

Problemas de una web con diseño no responsive

Muchos clientes de primeras me piden que su web se vea igual en el móvil que en la pantalla del ordenador… Lo que en apariencia puede resultar de primeras más estético, puede provocar varios problemas que afectarán al posicionamiento de tu web, las visitas y la experiencia del usuario. Si tu web no es responsive, los internautas que se aventuren a visitarla desde un dispositivo móvil, se encontrarán con los siguientes problemas:

  • Carga muy lenta o imposibilidad de carga. La web tarda tanto en cargarse que es desesperante y el usuario lo abandona por imposible. Una visita perdida.
  • Navegación muy complicada. Los dispositivos móviles funcionan con navegación táctil y cuando navegamos desde ellos, necesitamos que los elementos de la navegación sean lo suficientemente grandes para poder hacer click en ellos sin necesidad de usar el zoom. Los menús no adaptables se convierten en auténticas pesadillas, no podemos leer lo que dicen, hacer click en el lugar adecuado con el dedo es demasiado difícil…La frustración aumenta la tasa de abandono de la web.
  • Imposibilidad de ver bien el contenido de las imágenes o de leer los textos. Si la web no es responsive, seguramente nos genere algún dolor de cabeza intentar descifrar el contenido de las imágenes o leer los textos, el tamaño de la letra no se adapta y las imágenes no están pensadas para verse bien a distintos tamaños, el resultado es una web poco atractiva y nada funcional si accedemos desde otro sitio que no sea un ordenador de sobremesa.
  • Google recomienda el diseño responsive, con lo cual no tenerlo puede afectar al posicionamiento de tu web.

 ¿Cómo tiene que ser un diseño responsive?

Un diseño responsive tiene que facilitar la navegación desde cualquier tipo de pantalla, teniendo en cuenta que los tamaños y resoluciones varían enormemente y que la navegación es táctil y un dedo no tiene la misma precisión que un ratón. Te voy a contar cómo se consigue que una web sea responsive:

  • La disposición de los elementos se adapta a la forma de la pantalla. La web se verá diferente dependiendo del dispositivo desde el que la veamos. Según vaya disminuyendo el ancho de la pantalla, los elementos cambiarán su colocación, aprovechando el ancho completo en todo momento.

web responsive

  • El tamaño de la letra se adapta para ser legible desde cualquier tamaño de pantalla.
  • Las imágenes adaptan su tamaño y son elegidas de forma que se puedan entender bien a distintos tamaños. Una imagen con detalles importantes que no se podrán apreciar en una pantalla pequeña, no será candidata para un diseño web responsive.
  • Elementos que tardan mucho en cargarse o que no se van a ver bien, desaparecen de la versión móvil
  • El menú se convierte en un desplegable o aparece desde el costado de la página al hacer click. Esto permite ahorrarse el espacio que ocuparía el menú de no ser responsive, ya que sólo aparece cuando hacemos click en él. Y además permite que los elementos sean lo suficientemente grandes para facilitar la navegación táctil.

menus web responsive

  • Se utilizan botones de gran tamaño para facilitar la navegación táctil. Los botones de gran tamaño con dibujos, facilitan la navegación táctil y que el usuario encuentre fácilmente lo que le interesa.

 Así que si tu página web aún no es responsive ¡Ponte las pilas! En Creatiburón hacemos diseño web 100% responsive con tecnología WordPress.

curso-diseno-web-con-wordpr

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptar las cookies y nuestra política de cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

claves para tener una web de exito

Consigue gratis el Ebook que va a revolucionar tu página web

Suscríbete y recibe gratis las claves para tener una web de éxito.

No olvides confirmar tu suscripción, te llegará un mail de confirmación :)