Seguro que has oído hablar mucho últimamente de los famosos contenidos, de la importancia que tiene hacer una buena estrategia de contenidos para una marca en internet, de cómo conseguir buenos contenidos... Pero, ¿qué son los contenidos? Muchas veces las personas que trabajamos en marketing cometemos el error de dar por sentados conceptos que profesionales de otros sectores a los que ayudamos a diario no tienen porqué conocer. Por eso hoy quiero aclararte qué son exactamente los contenidos y cómo aprovecharlos en tu estrategia de marketing.

¿Qué se significa contenido en marketing online?

Contenido es  cualquier cosa que se sube a internet: imágenes, textos, gráficos, vídeos, artículos de un blog, diagramas, herramientas, ebooks, podcasts, webinars, newsletters, white papers, las cosas que compartes en redes sociales, etc. Se trata de pedazos de información multiformato que subimos a internet mediante diferentes dipositivos: cámaras, gestores de contenidos, móviles, tablets, emails…

En realidad hoy en día todos somos creadores de contenido en internet. Cada vez que subimos una foto a instagram o colgamos un vídeo gracioso, estamos precisamente creando contenidos.

Cómo hacemos marketing a través de los contenidos

Los contenidos ofrecen una oportunidad inigualable de comunicación entre una marca y sus clientes potenciales. Son el vehículo perfecto que nos permite crear una conexión con nuestro público objetivo.

Si creas contenidos interesantes para tu audiencia, contenidos con los que se sientan identificados y orgullosos de compartir con sus amigos, puedes convertir a las personas interesadas en tus productos en compradores, a tus compradores en clientes fidelizados y a tus clientes más fieles en embajadores de tu marca (Content Rules, Ann Handley & C.C. Chapman).

Hace poco os hablé del inbound marketing que justamente se basa en atraer a tus clientes en lugar de perseguirlos a través de la creación de contenidos de calidad e interesantes. Es la estrategia de marketing en la que yo baso mi negocio. Creando contenidos en mi blog cada semana y compartiendo contenidos en mis redes sociales y en mi newsletter semanal, consigo tráfico para mi web. El tráfico se convierte en suscriptores y muchos de estos suscriptores me contactan y acaban contratando mis servicios de diseño web o de asesoramiento en marketing online, o siendo alumnos de mis cursos online o presenciales.

Los contenidos de una marca pueden conseguir:

  • Atraer clientes. Muchos clientes llegarán a tu marca a través de un contenido que hayas creado, un artículo de tu blog, una imágen compartida en tus redes sociales, etc.
  • Mayor visibilidad para tu negocio. Si tus contenidos son buenos, tus seguidores los compartirán logrando que tu audiencia se multiplique.
  • Mejorar tu posicionamiento en buscadores. Los contenidos son vitales para mantener tu web en los primeros puestos en los buscadores. Tanto los artículos de tu blog como el tráfico que consigues gracias a tu newsletter o tus publicaciones en redes, ayudan a mantenerte bien posicionado.
  • Fidelizar a tus clientes. Los clientes se mantienen enganchados a tu marca cuando creas contenidos que les aportan valor.
  • Leads de calidad. Gracias a tus contenidos puedes conseguir contactos de calidad para promocinar tus productos o servicios. Cada persona que te escribe un mail, cada persona que se suscribe a tu blog o cada persona que se descarga tu ebook, te está dando una dirección de email y una oportunidad para hacer una venta.
  • Educar a tus clientes. Tus contenidos te permiten educar a tus clientes para que entiendan la importancia y el valor de los servicios y productos que ofreces. Además te permiten enseñarles a sacar el máximo provecho.
  • Más compras impulsivas. En contenido bien diseñado en el momento oportuno puede disparar tus ventas, como por ejemplo una promoción especial de Black Friday.
  • La confianza de tu público. Tu publico establece una relación contigo a través de tus contenidos, llegan a conocer a tu marca y tu filosofía. La confianza se va fraguando en este intercambio.

Las claves del buen contenido

  • Es interesante para tu público objetivo. Olvídate de lo que te interesa a ti o de tu deseo de impresionar a la competencia. Tu cliente es quien manda cuando estás creando contenidos.
  • Tiene un objetivo definido. Si tu contenido tiene un objetivo, será posible conseguirlo. Si el objetivo no está claro, olvídate de los resultados.
  • Está presentado en el formato y el medio adecuados. La forma y el medio en los que presentes tus contenidos tienen que estar pensados para tu público. ¿Cómo se conectan a internet? ¿Qué redes sociales frecuentan? ¿Son más lectores o más visuales?, etc.
  • Responde a las preguntas o resuelve los problemas de tu público. Para mantener a tus clientes potenciales interesados tienes que resolver sus problemas, responder a sus preguntas y aportarles algún tipo de valor.
  • Tiene relevancia temporal. Los contenidos atemporales están bien porque perduran en el tiempo, pero el contenido con relevancia temporal, actual, a la última y conectado con la realidad consigue un mayor impacto.
  • Es suficiente en si mismo. No dejes a tus clientes con la sensación de sentirse estafados. Si hago click en un contenido, dame lo que espero, no me lleves a tu terreno creando falsas expectativas. Nadie espera que cuentes tus secretos estratégicos en un artículo de tu blog, pero sé generoso y comparte información que tenga valor en sí misma, enseña a tus seguidores a resolver algo. Piensa que la mayoría de las personas que leen tu blog nunca trabajarán contigo, pero son las que consiguen atraer a las personas que sí que lo harán, así que muéstrate agradecido con ellas.

¿Qué es una estrategia de contenidos?

Si eres la marca, no creas contenidos por amor al arte. El trabajo de creación de contenidos obecede a unos objetivos, como por ejemplo conseguir más suscriptores, aumentar las ventas en un momento dado, llegar a más personas, etc.

Como lo que quieres es conseguir unos objetivos concretos, lo ideal es que planifiques una estrategia. No se trata de inundar Internet con contenidos sin ton ni son. Cada contenido que publiques debe ir asociado a un objetivo que es parte de tu plan de marketing como empresa.

Si tienes una buena estrategia de contenidos y tus contenidos son diseñados en base a tus objetivos, seguramente conseguiras lo que te propongas. En cambio si compartes cosas en redes sociales sin tener claro lo que quieres conseguir, tu cliente tampoco lo tendrá claro a la hora de contratarte o comprar tus productos.

En una estrategia de contenidos planificas qué contenidos compartir en cada momento para conseguir exactamente lo que quieres y obtener el máximo impacto.

Aquí tienes algunos artículos por si quieres profundizar en el tema:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptar las cookies y nuestra política de cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

claves para tener una web de exito

Consigue gratis el Ebook que va a revolucionar tu página web

Suscríbete y recibe gratis las claves para tener una web de éxito.

No olvides confirmar tu suscripción, te llegará un mail de confirmación :)