Muchas veces, cuando tenemos un blog entre otras muchas ocupaciones en nuestras vidas, nos encontramos con el síndrome de la hoja en blanco…¿Sobre qué escribo hoy? Lo mismo puede ocurrir si estás buscando algo que compartir en tus redes sociales. Sabes que hay que tener un blog y que hay que tener presencia en redes sociales, pero si no tienes definida una buena estrategia de contenidos, todo tu trabajo puede ser en vano. ¿Estás dando palos de ciego?

¿Qué es una estrategia de contenidos?

Se trata de un plan bastante detallado en el que se recogen absolutamente todas las acciones que vamos a realizar para comunicar algo al público objetivo de nuestra marca en distintos canales. En ella se incluyen los artículos de tu blog, las newsletters que envías, cada una de las cosas que compartes en redes sociales…

¿Por qué es importante tener una estrategia?

Tu presencia en Internet y en redes sociales seguramente obedece a un objetivo. Tal vez estás intentando conseguir trabajo, lanzar tu carrera como freelance, mejorar la visibilidad de tu marca…

Si nos limitamos a compartir información sin una estrategia definida detrás, es muy posible que estemos trabajando en vano y que no tengamos éxito a la hora de conseguir nuestro objetivo.

Cómo definir nuestra estrategia

Define tus objetivos

Lo más importante es, antes de nada, es definir muy bien cuáles son nuestros objetivos. ¿Cuáles son los objetivos que queremos conseguir para nuestro proyecto? No tenemos que perder nunca de vista nuestros objetivos cuando estamos generando contenidos para comunicarnos con nuestra audiencia.

Define a tu público objetivo

El segundo paso, es conocer muy bien a tu público objetivo. Puedes utilizar herramientas como un mapa de empatía, que te ayuden a conocer mejor a tu audiencia. Los contenidos que vas a generar son para ellos, así que es importante que te familiarices con sus preocupaciones, intereses, aspiraciones, etc. Tienes que ponerte en su ligar y preparar contenidos que les lleguen cómo, cuándo y dónde ellos lo necesiten.

Busca una voz y un tono para tu mensaje

Una vez que tenemos claro nuestro objetivo y conocemos bien a nuestro público objetivo, viene el momento de crear una voz y un tono para utilizar en todos tus mensajes. La voz contiene la personalidad de la marca, proyecto o persona, que se dirige a la audiencia. El tono, expresa el estado de ánimo con el que se dirige a ellos.

Con toda la información que hemos recopilado sobre nuestro público objetivo y sus intereses y preocupaciones, y teniendo en cuanta nuestros objetivos, entonces podemos empezar a pensar en qué clase de contenidos generaran más interés al mismo tiempo que nos ayudan a conseguir lo que queremos.

La organización de nuestros contenidos en el tiempo, la elección de los formatos o los medios, absolutamente todo, debe de obedecer a dos cosas:

  • Nuestros objetivos, lo que queremos conseguir para nuestro proyecto con esta estrategia.
  • Lo que nuestro público objetivo quiere o necesita.

¿Y tú? ¿Tienes una estrategia de contenidos?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptar las cookies y nuestra política de cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

claves para tener una web de exito

Consigue gratis el Ebook que va a revolucionar tu página web

Suscríbete y recibe gratis las claves para tener una web de éxito.

No olvides confirmar tu suscripción, te llegará un mail de confirmación :)