Tener una web o tienda online y no trabajar su posicionamiento SEO, es como abrir un local en medio del desierto y esperar que tenga éxito. Trabajar en el posicionamiento de tu web es una tarea indispensable para cualquier negocio online. Pero hay muchos consejos de SEO circulando por la red que ofrecen información contradictoria y que pueden hacer que consigas el efecto contrario al deseado. Ya te he explicado las bases sobre el posicionamiento en buscadores y cómo hacer una auditoria SEO de tu web, hoy llega el turno a los peores errores que tienes que evitar si quieres que tu web aparezca bien posicionada en los principales buscadores.

1 No hacer un buen estudio de palabras clave

Un estudio de palabras clave te ayudará a saber qué términos  emplea tu público objetivo para buscar los servicios o productos que ofreces. Conocer esas palabras clave te ayudará a aparecer en los resultados de Google cuando las busquen.

Hay numerosas herramientas que te pueden ayudar:

La idea es hacer un estudio inicial y luego ir comprobando la evolución de las palabras clave para incorporarlas a tu estrategia. Para empezar puedes partir de las palabras clave que intuitivamente creas que la gente usa para buscar lo que ofreces y utilizar estas herramientas para multiplicarlas y analizar su potencial.

2 Llenar tus textos de palabras clave

A pesar de que es muy importante usar palabras clave para posicionarte, no se trata de llenar todos los textos de tu web de palabras clave. Esto se considera una sobreoptimización y está muy penalizado por Google.

Lo normal es asignar una palabra clave diferente a cada página o artículo de tu blog. En el texto, usar la palabra clave unas 3 veces y complementar usando sinónimos y palabras relacionadas con el tema, nunca repetir la misma palabra clave una y otra vez.

3 Usar las mismas palabras clave una y otra vez

Como te he dicho antes, se asigna una palabra clave diferente a cada página de la web. No se usa la misma palabra clave para más de una página, como mucho, puedes usarla dos veces como palabra clave principal. Eso no significa que esa palabra clave no pueda aparecer en otros textos de tu web de manera natural.

La idea es usar muchas palabras clave diferentes relacionadas entre si, no usar las mismas palabras clave todo el tiempo.

4 Crear contenidos de mala calidad sólo con intención de hacer SEO

Muchas personas intentan posicionar su web creando contenidos sólo con la intención de trabajar el SEO. Por eso crean contenidos de muy mala calidad, repetitivos, que muchas veces no tienen sentido, poco interesantes, cargados de palabras clave, que hacen que el resultado sea artificial y forzado…

Es muy importante que combines una estrategia de contenidos dirigida a atraer el interés de tus clientes potenciales, en combinación con tu estrategia de SEO. Si no las visitas que lleguen hasta tu web por tus esfuerzos en el terreno del posicionamiento SEO, saldrán espantadas al encontrarse con contenidos poco atractivos e interesantes. Recuerda que la persona que llegue a tu web con una palabra clave determinada, aterrizará en la página a la que hayas asignado esa palabra clave y lo que encuentre ahí, será tu primera carta de presentación. ¡No hagas que salgan corriendo! Ese texto es tu primera posibilidad de engancharles.

5 Crear contenidos cortos, de 300 palabras

Durante años se ha dicho que el texto de una página debería de tener al menos 300 palabras para ser considerado un contenido de calidad por Google. Esto ha llevado a una interpretación literal y a que cientos de personas se dediquen a escribir artículos de 300 palabras en sus blogs. Este tipo de contenidos son muy cortos y te perjudican de dos maneras: primero, Google considerará que es demasiado corto para ser de calidad, y segundo, aumentará tu tasa de rebote, es decir, el numero de visitas que entran en tu web y la abandonan enseguida. A muchas personas les parecerá que un contenido tan corto no va a ofrecer la información que venían buscando y las que lo lean, terminarán demasiado rápido. Las dos cosas irán en detrimento de tu posicionamiento.

No tengas miedo de escribir contenidos en tu blog de más de 600 palabras, incluso de más de 1000. Así tanto tus lectores como Google verán que se trata de un contenido de mayor calidad, más serio y profundo, y te premiarán por ello.

6 Copiar contenido

Parece mentira que hoy en día todavía sea tan habitual que la gente copie contenido de otras webs para rellenar los textos de la propia. Es una de las prácticas más perezosas y con peores resultados que puedes utilizar para intentar posicionar tu web. Google detecta fácilmente todo el contenido copiado y también detecta fácilmente cuál es la fuente original, si a esto le añades que el contenido duplicado es penalizado por Google…

¡No me explico como no dejo de encontrarme artículos míos copiados y pegados literalmente en webs de personas que se ofrecen como expertas en diseño web y marketing online! Pero semana tras semana, se repite la misma historia. Da igual que el contenido lo copies de otra web o de otra página de tu propia web. No caigas en el error de pensar que hacer eso puede ayudarte a posicionar tu web, el efecto es más bien el contrario.

7 No hacer link building

Para Google una buena manera de medir la autoridad que tiene tu web y la calidad de sus contenidos, es mirando qué otras webs enlazan a la tuya. Si las webs que te enlazan son de buena calidad, están relacionadas en cuanto a temática con la tuya y tienen una buena autoridad de dominio, esos links traspasarán a tu web un poco de su autoridad.

Entonces es deseable que webs de la misma temática que la tuya y con buena autoridad enlacen a tu web. El problema es que esto a llevado a la mayoría de las malas prácticas de SEO que se conocen, intentando conseguir links a toda costa. Por eso Google es muy estricto con la política que tiene al respecto y sólo valora los enlaces naturales y penaliza cualquier práctica que no esté permitida en sus directrices sobre enlaces.

8 Hacer intercambio de enlaces

Una de las prácticas más penalizadas es el intercambio de enlaces, porque se ha usado muchísimo como técnica de black SEO. Google penaliza los intercambios uno a uno, las ruedas de enlaces y demás esquemas de enlaces que se utilicen para intentar aumentar el page rank de una web.

9 Compra de enlaces

Otra práctica muy penalizada es la compra de enlaces, es decir, pagar a alguien para que enlace a tu web. A pesar de estar prohibido, sigue siendo una práctica muy habitual pagar por un enlace en una web con buena autoridad o por un artículo promocionado que inlcuya enlaces a tu web. Yo aconsejo tener mucho cuidado con este tipo de prácticas porque pueden resultar en una penalización. Una forma de conseguir un enlace en una web con más autoridad que la tuya es el guest blogging, escribir tú un artículo como bloguero invitado en otra web. Al no haber intercambio de bienes de ningún tipo, puede considerarse dentro de las directrices. Pero siempre es algo que debes de hacer poco a poco, con cuidado de no optimizar los anchor links, para que parezca de la manera más natural posible.

10 No revisar los enlaces rotos

Otra cosa en la que Google se fija es en que dentro de los textos de tu web no haya enlaces rotos. Es algo que tienes que revisar periódicamente porque un contenido al que hayas enlazado puede haber sido eliminado, rompiendo el enlace. La ausencia de enlaces rotos le muestra a Google que tus contenidos están actualizados y que son de calidad. Existe un plugin para WordPress que te puede ayudar a comprobar los links de tu web: Broken Link Checker.

11 Eliminar páginas, artículos categorías e imágenes antiguas de tu web alegremente

Cuando creas una página o un artículo nuevo en tu web, una categoría o una etiqueta para tu blog o subes una imagen, se crea una url asignada a ese contenido. Google indexa todas las urls de tu web, inluidas las urls de las imágenes que has subido. Si eliminas el contenido, cuando Google vuelva a indexar tu web se va a encontrar con que las urls de los contenidos que has eliminado le devuelven un error. Y eso no le gusta nada a Google, te lo digo por experiencia. El aumento de errores en tu web será altamente penalizado, si has borrado muchas del tirón, lo notarás enseguida en las visitas.

Si quieres cambiar las páginas de tu web, crea páginas nuevas, con contenidos nuevos y simplemente deja en el menú sólo las que te interesen. Si no están a la vista y no enlazas a ellas desde otros contenidos, las páginas antiguas irán cayendo en el olvido sin necesidad de borrarlas. Lo mismo ocurre con las categorías y etiquetas que ya no uses. Si crees que es de vida o muerte y que a pesar de esto necesitas borrarlo, usa un plugin para redireccionar la url antigua a una url que sí que exista antes de borrar el contenido. Para WordPress, yo uso Simple 301 redirects.

12 No usar un buen plugin de SEO

Si tu web está creada en WordPress, usar un buen plugin de SEO te ayudará mucho en la tarea de posicionar tu web. Los más populares son WordPress SEO by Yoast y All in one SEO Pack, yo personalmente uso el primero y aquí te explico cómo funciona.

Un plugin de SEO te ayudará a asignar la palabra clave a cada contenido que subas a tu web y te guiará para que no se te olvide ningún paso a la hora de optimizarlos.

13 No etiquetar todas las imágenes subidas a tu web

Es vital que todas las imágenes que subas a tu web estén bien etiquetadas. Debes de aprovechar los campos del título, texto alternativo y metadescripción de la imagen para introuducir palabras clave. De esta manera podrás también salir en los resultados en las búsquedas de imágenes y aumentarás tu posicionamiento y tu tráfico.

14 Usar demasiadas imágenes de bancos gratuitos

El problema que tienen las imágenes de bancos de imágenes es que no son contenidos propios ni únicos, muchas personas desargan esas mismas imágenes y las usan igual que tú. Google valora muy positivamente que utilices imágenes diferentes y únicas en tus contenidos. Así que intenta no tirar mucho de imágenes de bancos de imágenes y lánzate a la aventura de crear tus propias imágenes.

15 Permitir que la velocidad de carga de tu página sea muy lenta

Una web que tarda mucho en cargarse empeora mucho la experiencia de los visitantes, si encima lo hacen desde un teléfono móvil, muchos de ellos abandonarán dejándolo por imposible. Que tu web cargue rápidamente influye muy positivamente en su posicionamiento, con lo cual es algo que te tienes que tomar muy enserio.

Los factores que incluyen en el tiempo de carga de tu web son: tu hosting, la plantilla y los plugins que estés usando, exceso de imágenes, imágenes no optimizadas que pesan un montón, etc.

16 No tener una web resonsive

Que tu web se adapte a todo tipo de pantallas y dispositivos es fundamental para tu posicionamiento. Cada vez navegamos más desde el teléfono móvil o desde una tablet, que tu web funcione perfectamente en estos dispositivos es muy importante para que la experiencia de los visitantes sea agradable. Por eso Google da mucha importancia a que tu web sea responsive. Si no lo es ¡Ponte las pilas!

17 Olvidarse de las redes sociales

Las redes sociales son un indicador que Google tiene en cuenta para saber si tus contenidos son interesantes y de calidad. Por eso no debes de olvidarte de trabajar las redes sociales. Facilita que los contenidos de tu web puedan compartirse fácilmente en redes con botones de compartir, crea y dinamiza comunidades que favorezcan que tus contenidos se compartan, potencia la interacción con tus clientes en este medio, etc. El SEO es cada vez más social 🙂

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptar las cookies y nuestra política de cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

claves para tener una web de exito

Consigue gratis el Ebook que va a revolucionar tu página web

Suscríbete y recibe gratis las claves para tener una web de éxito.

No olvides confirmar tu suscripción, te llegará un mail de confirmación :)