¿Te estás planteando emprender en 2016? El emprendimiento puede ser una opción interesante para muchas personas, pero son muchos los proyectos que fracasan al poco tiempo de empezar. Mi trabajo me lleva a conocer las historias de much@s emprendedor@s, ya que tod@s mis clientes lo son. De mi trabajo con ell@s y mi propia experiencia es de donde he extraído estos consejos que quiero compartir contigo hoy.

Hace dos años yo también me lancé a la aventura de emprender sin tener mucha idea de lo que me esperaba, así que muchos de estos consejos, son los que me gustaría que alguien me hubiera dado a mí antes de empezar.

Aprovecha servicios gratuitos para emprendedor@s de tu ayuntamiento

Muchos ayuntamientos ofrecen servicios gratuitos de asesoramiento para emprendedor@s. Te pueden asesorar sobre diferentes ámbitos importantes para tu negocio:

  • Asesoramiento legal.
  • Permisos o licencias necesarios. Por ejemplo, si tu negocio va a estar en un local, necesitarás una licencia de apertura. Dependiendo de la actividad a desarrollar, necesitarás diferentes permisos.
  • Seguros que puedan ser necesarios en tu caso, también dependiendo del tipo de actividad.
  • Formas jurídicas más convenientes en tu situación. Muchas veces resulta más fácil y económico empezar como autónom@, ya que no requiere de ninguna inversión inicial. Pero esto dependerá de tu caso concreto.
  • Asesoramiento en materia de protección de datos. La legislación europea con respecto a la protección de datos es bastante estricta y afecta a todos los tipos de negocios, desde el momento en el que manejas datos de clientes o proveedores. Cumplir con la ley no es complicado, pero la información disponible para saber cómo hacerlo es un poco farragosa. Muchos ayuntamientos te ayudan a dar de alta tus ficheros en la agencia de protección de datos española, lo que resulta de gran ayuda.

Haz un estudio de mercado

Es muy importante saber si tu idea es viable. Muchos negocios se estrellan al poco tiempo de empezar porque no dedicaron tiempo a estudiar bien el mercado en el que querían trabajar. Es muy importante que haya una alta demanda de tu producto o servicio, que la competencia no sea demasiado alta y que puedas competir en los mismos términos, que se trate de un negocio rentable…

  • Utiliza herramientas como adwords para hacerte una idea acerca de si tu producto es demandado. La herramienta de palabras clave de Adwords te dice el número de búsquedas mensuales que tiene un término o palabra clave y la competencia que existe. Esto te ayudará a saber si lo que quieres ofrecer tiene la suficiente demanda y si hay un hueco para ti en ese nicho.
  • Haz encuestas o grupos de discusión: Los grupos de discusión nos ayudan a extraer información muy interesante sobre lo que la gente piensa sobre cualquier tema. Es una herramienta que l@s expert@s en marketing usan a menudo para testar nuevas ideas. También te puedes valer de una encuesta para recabar la información que te interesa. Lo importante es que utilices una muestra representativa de personas y que no intervengas dejando que se expresen libremente. La información sacada tendrá un valor incalculable.

Estudia a tu competencia:

La competencia nos puede aportar datos muy interesantes. Si llevan más tiempo en el mercado, tienen mucha más experiencia y podemos aprender de sus aciertos y fracasos. Tendrás que estudiarla de manera indirecta, ya que es difícil que quieran compartir información.

  • Observa su actividad en Internet y redes sociales ¿Tienen una web? ¿Qué hacen en redes sociales? ¿Utilizan anuncios de Google?
  • ¿Hacen publicidad offline (buzoneo, carteles, etc.)? ¿De qué tipo? ¿Cada cuánto tiempo? ¿En qué momentos del año, etc?
  • ¿Qué horarios tienen?
  • Estudia su catálogo y averigua sus precios pidiendo presupuestos.
  • Comprueba cómo trabajan contratando sus servicios o comprando sus productos. Esto te dará mucha información sobre sus procedimientos. Por ejemplo, puedes averiguar cuántos pedidos tienen al mes pidiendo algo a primeros y a finales de mes y comparando los números de factura. También así podrás ver qué materiales usan, que packagings, con qué empresa de transportes trabajan…
  • Estudia cuáles pueden ser las principales fuentes de gastos.
  • ¿Puedes competir con ell@s en las mismas condiciones? ¿Podrías afrontar todos los gastos que son necesarios para mantener el negocio? ¿Puedes mejorar lo que hacen?

Calcula muy bien los costes de tu actividad

Calcular bien los costes es uno de los pasos más delicados a la hora de lanzarse a la aventura de emprender. Si no tenemos experiencia en los negocios, es muy probable que muchos gastos nos pasen desapercibidos a la hora de calcular nuestros márgenes. Si no calculas bien tus gastos, eso repercutirá negativamente en tus márgenes y, a la larga, en la capacidad de tu negocio de salir adelante.

  • Ten en cuenta cualquier pequeño gasto: No pases por alto nada. Si vas a necesitar una web, ten en cuenta que necesitarás pagar a un@ diseñador@, pero además también necesitarás pagar un servicio de alojamiento y un dominio, que son gastos anuales fijos.
  • Incluye en los gastos tus horas de trabajo: Es frecuente al iniciar un negocio olvidarse de contabilizar las horas de trabajo como gasto. Pero es crucial para saber si tu idea es viable. Cuando se trata de tu propio negocio, muchas veces tendemos a dedicarnos a él 24 horas. Pero un negocio en el que es necesario aportar 10 horas de trabajo al día y luego no da para ganar un sueldo decente, no es viable a largo plazo.
  • Intenta minimizar los gastos. Si de entrada tienes que pagar un local de 900€ al mes para poder desarrollar tu actividad, es probable que te acabes desfondando. Una buena opción es hacer un negocio online, que normalmente tiene muchos menos gastos.

Ten en cuenta que el negocio tardará en despegar

Otro error en el que veo que caen much@s emprendedor@s es esperar resultados rápidos y poco realistas. Todo negocio tarda en despegar, sobretodo cuando no tenemos un dineral para invertir en marketing y publicidad. Al igual que una web tarda meses en posicionarse en Google, cualquier negocio necesita un tiempo para darse a conocer. Debes de tener en cuenta que los primeros meses no tendrás beneficios pero sí que tendrás gastos (por eso es importante intentar minimizarlos). Así que tienes que tener una reserva de fondos que te permita sobrevivir los primeros meses sin apenas ganancias. Debes poder mantenerte a flote durante un buen rato para sentar las bases.

Invierte en marketing de manera inteligente

Abrir una tienda y esperar a que entre la gente es un modelo de negocio que funcionaba hace años. Pero hoy en día la competencia se ha vuelto brutal y ya no se puede vender nada sin hacer marketing. Darte a conocer y seducir a tu público objetivo es algo indispensable para que tu negocio coseche éxitos. Estudia bien qué acciones de marketing pueden funcionar para tu negocio y aplica sólo aquellas que te resulten rentables y estén al alcance de tus posibilidades. Algunos consejos que te doy:

  • Ten una página web. Una web garantizará que la gente encuentre tu negocio en Internet cuando esté buscando los productos/servicios que ofreces en tu zona.
  • Abre una cuenta en Google My bussiness para favorecer el posicionamiento local en Google y que tu negocio aparezca en Google maps. Aquí tienes un tutorial para hacerlo.
  • Utiliza técnicas de fidelización para enganchar a tus client@s. Por ejemplo, las tarjetas que acumulan puntos o dinero para descuentos son una técnica de fidelización que premia y por lo tanto fomenta que tus client@s reincidan.
  • Mantén una comunicación fluida con ell@s. Pídeles permiso para enviarles ofertas exclusivas a través del mail y ofréceles cosas que realmente les interesen. Por ejemplo, si les instalaste una chimenea, puedes ofrecerles un descuento para una limpieza cuando llegue la fecha en la que les tocaría hacerlo…
  • Premia a l@s client@s que te recomiendan.
  • Intenta que tu negocio aparezca en los medios de comunicación…

¡Ten siempre mucho cuidado en no cargarte tus márgenes con las promociones!

Minimiza el riesgo

Emprender siempre conlleva un riesgo. Intenta minimizarlo. ¿Qué es lo peor que podría pasar? Emprender por desesperación es un camino peligroso. Sólo el 30% de los negocios que abren sobreviven después del quinto año. Fracasar es una posibilidad siempre cuando se trata de emprender. Por eso es importante que fracasar no suponga tu ruina. Además de ir poco a poco y controlar mucho tus gastos, invierte sólo aquello que puedas permitirte perder. No empieces un negocio endeudad@ hasta las cejas. Si tantos negocios cierran en los primeros años, lo ideal es que puedas probar a ver qué tal va la cosa y luego, en cuanto veas que funciona, invertir en hacerlo crecer.

Espero que estos consejos te hayan resultado útiles y … ¡te deseo la mayor de las suertes si te lanzas a la aventura de emprender en 2016!

Otros artículos relacionados que te pueden interesar:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptar las cookies y nuestra política de cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

claves para tener una web de exito

Consigue gratis el Ebook que va a revolucionar tu página web

Suscríbete y recibe gratis las claves para tener una web de éxito.

No olvides confirmar tu suscripción, te llegará un mail de confirmación :)