El SEO puede hacer que aparezcas en los primeros puestos en las búsquedas de Google o que te ganes una penalización que condene tu web a desaparecer del planeta. ¿Qué puedes esperar si empiezas a trabajar el SEO de tu web? ¿Cuánto tardarás en ver resultados? En este artículo te lo cuento todo.

¿Qué es realmente el SEO?

El SEO es la Optimización para Motores de Búsqueda. Se trata de preparar un sitio web teniendo en cuenta los mismos factores que tiene en cuenta un buscador a la hora de posicionar una web.

El buen SEO intenta adaptarse siempre a los criterios cambiantes de los buscadores como Google. Así se crean sitios webs con contenido de calidad que merezcan estar bien posicionados.

¿Qué beneficios te aporta el SEO?

Trabajar la optimización para buscadores de tu web, ayudará a que está aparezca en los primeros puestos de Google en las búsquedas que más te interesan. Esto depende del tipo de producto o de servicio que ofrezcas. Hoy en día acudimos a internet cuando necesitamos un@ profesional, cuando queremos encontrar un producto y cuando tenemos alguna duda sobre un tema que nos interesa.

La optimización para buscadores de tu web, te permite estar en esos primeros resultados. Así logras que miles de ojos (client@s potenciales) se posen en tu web y vean lo que ofreces. Por ejemplo, si tienes una clínica veterinaria, te interesa aparecer en las búsquedas cuando alguién está buscando un@ veterinari@ en tu zona, pero también en las búsquedas relacionadas con cualquier tema de salud o cuidado de mascotas, ya que ése es el tipo de cosas que buscará un público objetivo interesado en tus servicios.

Aparecer en los primeros resultados de búsqueda tiene beneficios claros:

  • Al tener más visitas, esto se traducirá en más contactos o ventas en tu página web.
  • El posicoinamiento web se retroalimenta, cuantas más visitas atraigas a tu web, mejor será tu posicionamiento futuro.

¿Cómo se trabaja el SEO?

Los principales motores de búsqueda tienen en cuenta varios factores a la hora de decidir si una web aparece o no en los primeros resultados:

  • La antigüedad del dominio. Es un factor muy importante para el posicionamiento. No podemos hacer nada cuando empezamos con un dominio nuevo salvo tener paciencia. También puedes comprar un dominio que tenga ya cierta antigüedad, aunque esto igual no encaja con tu branding.
  • La autoridad del dominio. La autoridad del dominio se gana con el tiempo y el trabajo constante. Si haces las cosas bien, tu autoridad irá subiendo de forma natural.
  • El interés que despierta el sitio web. Esto se mide en el número de visitas, el tiempo que pasan las visitas en el sitio, el comportamiento de las visitas dentro de la web y si las visitas retornan. Todos estos datos los puedes obtener con Google Analytics para ver en dónde puedes mejorar.
  • El número de enlaces entrantes y la autoridad de los sitios desde los que vienen esos enlaces. Si páginas web con buena autoridad te enlazan, será porque tienes buenos contenidos. Hay que tener mucho cuidado con dejarse llevar por la fiebre de los enlaces ya que es un factor muy vigilado y cualquier práctica que vaya en contra de las normas es muy penalizada.
  • La velocidad de carga de la web. Un factor determinante es que la web tenga una velocidad de carga óptima tanto en ordenadores como en dispositivos móviles. Esto garantiza que el usuario tenga una experiencia agradable cuando la visite. La calidad del hosting que elijas es determinante para una buena velocidad de carga.
  • La optimización para todo tipo de dispositivos. Está penalizado que tu web no se adapte bien en todo tipo de dispositivos (teléfonos, tablets, notebooks, portátiles y ordenadores de sobremesa). La web debe de adaptar sus contenidos y la forma de mostrarlos para que la experiencia de navegación sea óptima sin que importe desde dónde la estés visitando. Cada vez navegamos más desde dispositivos alternativos. Las webs que no se adaptan dificultan la navegación, ofrecen información en formatos que no se pueden leer en una pantalla pequeña, consumen excesivos datos y ofrecen una experiencia frustrante a quién las visita.
  • La presencia natural de palabras clave variadas en torno a un tema determinado. Los buscadores se fijan en los textos de una web para saber si sus contenidos son de calidad y su temática. La presencia de palabras clave ricas y variadas en torno a los temas con los que te quieres posicionar es determinante. Hay que tener mucho cuidado con caer en una sobreoptimización. Lo ideal es usar muchas palabras clave relacionadas, sinónimos y términos relacionados con el ámbito que nos interesa y no centrarse en pocas palabras.
  • La actualización frecuente y la constancia. Para evaluar si una web ofrece contenido de calidad, los buscadores se fijan en si ese contenido es actualizado con frecuencia y con qué constancia se hace. Lo ideal para trabajar esto es que la web tenga un blog en el que estemos publicando de forma constante buenos contenidos que estén optimizados para buscadores. Publicando siempre los mismos días, además mostramos nuestro compromiso con la actualización de los contenidos, algo que también aprecian los motores de búsqueda.
  • La calidad y cantidad de textos de la web y el uso de las palabras clave dentro de ellos. Para evaluar si nuestros contenidos son buenos, los robots de los buscadores tienen en cuenta varios factores: la longitud de los textos (los textos más largos son mejores), la estructura de los mismos (estructurados en párrafos con subtítulos, listas, etc.), la legibilidad de los mismos (que tengan frases cortas con presencia de conectores, etc.) y que estén sembrados con palabras clave variadas y naturales relacionados con un área de conocimiento concreta.
  • La popularidad de los contenidos de la web en redes sociales. Si los contenidos se comparten mucho en redes sociales, significa que son apreciados por los lectores de la web y eso también es indicativo de que se trata de contenidos de calidad y recomendables.
  • La ausencia de errores de código, páginas que devuelven código de error, enlaces rotos, etc. Se trata de posicionar webs de calidad y bien mantenidas. Los errores que pueden ofrecer una navegación incómoda y frustrante a l@s usuari@s penalizan tu posicionamiento.
  • El etiquetado correcto de cada texto e imagen usado en la web. Facilitar el trabajo a los buscadores etiquetando bien todo el contenido de tu web usando palabras clave, favorecerá mucho tu posicionamiento. Para ello puedes usar un plugin de SEO como WordPress SEO by Yoast.

¿Cuánto tarda en surtir efecto?

Esta es la pregunta del millón y desgraciadamente la respuesta es depende. Hay muchos factores que influyen en la velocidad a la que se posiciona tu web y en algunos no tienes control. Como por ejemplo:

  • La antigüedad del dominio. Si empiezas con un dominio de nueva creación, esto siempre irá en detrimento de tu posicionamiento al inicio. Tendrás que tener paciencia. Ya que Google no te tomará en serio del todo al principio. Algun@s expert@s en posicionamiento sostienen que es bueno contratar el dominio para varios años en lugar de renovarlo anualmente porque los buscadores lo tienen en cuenta como una muestra de tus intenciones a largo plazo.
  • La competencia que hay dentro del área en la que te quieres posicionar. Hay sectores en los que la competencia a nivel de posicionamiento aún es muy baja y otras en las que es terrorífica. Si hay muchas empresas que tienen páginas web desde hace más años que tú y están trabajando su posicionamiento de manera activa, lo tendrás mucho más complicado. Sólo mejorando lo que hace la competencia, lograrás posicionarte por delante de ella. Esto significa que tu web debe de ser perfecta y que tienes que escribir más frecuentemente, artículos más largos y mejores y trabajar mejor que ellos las redes sociales para poder adelantar posiciones. Con competencia alta tendrás que trabajar mucho más y tener más paciencia porque el posicionamiento será lento.
  • El conocimiento que tiene esa competencia de técnicas de posicionamiento. También hay áreas profesionales en las que la mayoría de las empresas están haciendo SEO y tienen conocimientos sobre el tema y otras en las que aún no. Por ejemplo, l@s abogad@s hace mucho tiempo que se han puesto las pilas con este tema pero l@s psicólog@s todavía no. Así que, aunque también hay miles de psicólog@s en internet, será más fácil posicionarse porque son menos expert@s en posicionamiento.
  • Cuándo Google decide pasarse por tu web y darse cuenta de que existe, indexarla y esas cosas. Google no es como un reloj. Nadie sabe muy bien cuándo decide notar que tu web existe. Puedes hacer dos webs muy similares en diferentes momentos y que una sea indexada en seguida y otra tarde semanas. No puedes controlar lo que hace Google y no hay nadie a quien reclamarle. Aasí que sólo te queda hacer todo lo mejor que puedas y esperar a que tu trabajo de sus frutos.
  • Las búsquedas que hay sobre el tema en el que te interesa posicionarte. Hay sectores que no tienen competencia pero tampoco tienen de búsquedas. Si tu producto o servicio no despierta interés, aunque tengas baja competencia, no vas a conseguir muchas visitas. Imagina que te dedicas a hacer disfraces para perros. Igual tienes que plantearte si la demanda es suficientemente grande como para resultar rentable. Si no hay demanda ni competencia, puedes aparecer el los primeros resultados muy rápidamente. Pero eso no se traducirá ni en visitas ni en ventas.

Nadie te puede asegurar que tu web va a estar en los primeros puestos de búsqueda en un tiempo determinado. Demasiados factores escapan a nuestro control. El posicionamiento es un trabajo de hormiguita y que la constancia y el trabajo tienen premio. Durante los primeros meses, tu web será invisible para Google (a no ser que no tengas nada de competencia). A los 6 meses de trabajo constante, sentirás como Google abre un poco el grifo y aumentan la visitas a tu web. Aproximadamente al año notarás que el grifo se abre aún más. Verás que con el tiempo y la constancia el incremento del tráfico será constante y sostenido.

¿Cómo puedes acelarar el proceso?

  • Publicando varias veces a la semana. El mínimo de publicaciones semanales en un blog, si quieres que Google te tome en serio, es una vez a la semana. Si duplicas la cantidad de artículos, el ritmo irá el doble de rápido. Si escribes todos los días, los resultados serán espectaculares.
  • Escribiendo artículos más largos. Antaño se decía que el tamaño mínimo para que un artículo fuera considerado de calidad eran 300 palabras. El mundo se llenó de artículos de 300 palabras que no decían nada, simplemente escritos para trabajar el posicionamiento. Yo te recomiendo escribir artículos muy largos, de más de 700 palabras. Mis artículos tienen más de 1000 palabras. Eso ha mejorado mucho mi posicionamiento frente a la compencia que escribe artículos más cortos. Recuerda siempre estructurarlos en apartados para que el lector pueda leer sólo lo que le interesa.
  • Moviendo mucho tus contenidos en redes sociales. Para ello necesitas hacer un gran trabajo como community manager o contratar a un@ profesional para que lo haga por ti. Si tus contenidos son virales eso afectará muy positivamente a tu posicionamiento. Aprovecha los grupos de interés de redes sociales como Facebook, Linkedin o Google Plus para tener aún más difusión.
  • Trabajando el Email Marketing. Si fomentas que l@s visitantes de tu web se suscriban a tus contenidos conseguirás fidelizar a tus lector@s. Esto lo puedes fomentar escribiendo contenidos muy buenos o ofreciendo algún incentivo como un infoproducto. Un porcentaje de las personas que se suscriban visitarán tu web cuando envíes un email con tus últimos contenidos. Esto favorecerá que las visitas vuelvan, aumentando el volumen de visitas total y el de visitantes que retornan. Algo que no pasará desapercibido a los robots de los buscadores.
  • Pagando anuncios de Google o Facebook. Si quieres ver resultados inmediatos, invertir en anuncios puede ser una buena manera de empezar a ver movimiento. Sobre todo si no puedes esperar a que Google se interese por tu web.
  • Contratando a un@ profesional del posicionamiento. El posicionamiento web requiere tener conocimientos en la materia y mucho tiempo y capacidad de trabajo para llevarlo a cabo. Tal vez tu profesión no te permita dedicar tiempo a formarte o crear contenidos nuevos con la frecuencia suficiente. Para ello puedes delegar en un@ profesional expert@ en la materia. Podrá indicarte lo que tienes que hacer o directamente hacerlo por ti.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptar las cookies y nuestra política de cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

claves para tener una web de exito

Consigue gratis el Ebook que va a revolucionar tu página web

Suscríbete y recibe gratis las claves para tener una web de éxito.

No olvides confirmar tu suscripción, te llegará un mail de confirmación :)