La mayoría de los emprendimientos o nuevos negocios con los que me encuentro cada día en mi trabajo, muchas veces carecen de lo que debería ser la piedra angular de su proyecto, no conocen a su target o público objetivo. ¿Es tu caso?

¿Qué es tu target?

Tu target o público objetivo son los consumidores finales que quieres para tu producto. Son la base de la existencia de tu negocio, pero… ay ¡Cuántas veces veo yo proyectos que sólo piensan en el producto y no le dedican tiempo a pensar en el consumidor! El caso es que sin consumidor, no hay negocio. Así que, sea lo que sea lo que quieras hacer, tienes que empezar a pensar en quién va a ser el que consuma tu producto. Y me refiero a producto en el sentido más amplio de la palabra, tu producto pueden ser manzanas, pueden ser servicios de diseño web o pueden ser los artículos que escribes en tu post. ¿Quién quieres que esté al otro lado?

Muchos proyectos caen en el error de olvidar que sus productos los tiene que consumir alguien y después de mucho trabajo y de invertir tiempo y dinero, al final nadie los consume. ¡Qué no sea tu caso!

¿Cómo empezar a definir tu target?

Yo siempre les digo a mis clientes que piensen en su cliente ideal ¿Con quién quieres trabajar? Es posible que tengas diferentes targets y que entonces tengas que hacer el trabajo de definirlos varias veces. Este sería el caso por ejemplo de una ONG, que por un lado tiene como target a personas individuales que pueden hacerse socias y por otro lado tiene como target a grandes empresas que puedan hacer una donación puntual. Tómate un tiempo para definir cuáles son tus públicos objetivos. Hace falta ser específicos, no me sirve que tu público objetivo sean hombres y mujeres españoles. Queremos grupos muy específicos de personas. Cuánto más específicos seamos, mayor será después el impacto de nuestra estrategia de marketing online.

Ahora se trata de definirlos. Piensa en tu cliente ideal, puedes inspirarte en una persona real para que sea lo más de carne y hueso posible. Describe a esa persona con todos los detalles que puedas aportar. Incluye datos demográficos como la edad, sexo, ocupación, residencia, familia… Luego haz una descripción de su situación en el mundo, las cosas que le influyen, sus preocupaciones, sus aspiraciones, sus necesidades… Aquí es muy útil utilizar una herramienta como el empathy map, que te puede ayudar a retratar lo más fielmente posible a esa persona.

¿Por qué es tan importante?

Todo el trabajo que hagas para promocionar tu marca, tienes que hacerlo pensando en tu target. Diseña tu imagen corporativa pensando en ellos, en un estilo con el que se puedan sentir identificados. Planifica toda tu estrategia de marketing pensando en sus necesidades, incluso rediseña tus productos y servicios para que se adapten mejor a lo que quieren. Qué toda tu estrategia de contenidos, sea en el medio que sea, esté pensada para ellos.

Diseña para ellos, crea para ellos, habla para ellos…Poco a poco verás como el efecto que consigues es justamente el de atraer a tu cliente ideal. Si no te tomas el tiempo de definir bien a tu target y no lo usas como eje de toda tu estrategia, estarás dando palos de ciego, trabajando mucho y viendo pocos resultados.

Hazme caso, define tu target y no te arrepentirás. Pronto los clientes que deseas estarán llamando a tu puerta. 🙂

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptar las cookies y nuestra política de cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

claves para tener una web de exito

Consigue gratis el Ebook que va a revolucionar tu página web

Suscríbete y recibe gratis las claves para tener una web de éxito.

No olvides confirmar tu suscripción, te llegará un mail de confirmación :)