¿Qué tenías en mente cuando decidiste hacerte blogger?

Corregidme si me equivoco, pero estoy segura de que much@s de vosotr@s no empezasteis a escribir un blog por amor al arte… Algun@ habrá que empezó porque le gustaba escribir o se moría de ganas de compartir lo que sabía con el mundo. Pero estoy segura de que la mayoría de los que leéis este blog, lo hicisteis con otra idea en la mente. Muchas de las historias que compartís conmigo tienen factores en común, estabais haciendo un curso y recomendaban tener un blog para mejorar la marca personal, empezasteis con el blog porque estabais en búsqueda de trabajo y oísteis que esto mejoraría vuestras oportunidades de conseguirlo… ¿Me equivoco?

Much@s empezamos el blog como una estrategia para mejorar nuestra empleabilidad. Pero ¿Cuánt@s realmente logramos emplearnos o mejorar nuestra situación económica después de llevar mucho tiempo blogueando?

¿Por qué no conseguimos nuestros objetivos?

¿Por qué personas que tienen blogs con 3 veces más visitas que el mío no han conseguido su objetivo de mejorar su empleabilidad o autoemplearse y yo sí? Esa es la pregunta que me hacía yo cuando veía que personas que ya estaban ahí cuando yo empecé, no están logrando trabajar de lo suyo o ganar dinero con sus blogs a pesar de tener más éxito en cifras que yo.

Muchas veces no empezamos a bloguear con nuestros objetivos claros y bien definidos. A veces nuestros objetivos son demasiado generalistas y poco concretos… A lo mejor lo que ocurre es que nuestros objetivos no son los suficientemente flexibles…

Os voy a contar mi experiencia

Yo empecé este blog hace año y medio, después de lanzarme a la aventura y dejar mi trabajo para viajar durante 7 meses por el Reino Unido. Acababa de volver y tenía varias cosas en la mente. Quería trabajar como freelance, porque me había cansado de trabajar para otros. Quería algo más creativo y flexible, trabajar desde casa, organizar mis propios tiempos, decidir qué es lo que prefería hacer…No sé si algun@ se sentirá identificad@ con mi historia. Después de más de 10 años trabajando para otr@s y pensando para mis adentros que yo haría las cosas de otra manera, quería probar cómo sería si yo fuera mi propia jefa. Trabajar de manera que se aprovecharan todos mis talentos, soy una persona polifacética y me cuesta mucho limitarme a una sola función 😉

Entonces en ese momento, tenía experiencia en varios campos y pensé que me gustaría ser Community Manager para proyectos pequeñitos. Después de todo llevaba algunos años ya haciendo ese trabajo en mi anterior empresa y era algo que me gustaba. Tuve mucha suerte, porque a los dos meses me salió mi primer cliente. Justamente mi antigua empresa. Ya me conocían, sabían cómo trabajaba y tenían plena confianza en mí. Así que yo pensé, esto está chupado, ¡Ahora a por más clientes!

Mi blog nació con la intención de dar a conocer mis servicios, lo mismo que mis redes sociales. Así que me puse como una hormiguita a trabajar y tras varios meses me di cuenta de que no me comía un colín. Nunca más me salió ni un sólo cliente en ese campo. Mi teoría es que, tras el boom inicial del social media, surgieron varias formaciones de postgrado, much@s de vosotr@s os habéis formado o estáis en el proceso. Yo en ningún momento tuve intención de hacerme un master en el tema, llevo ya 5 años trabajando en este campo. Pero con tanta gente tan bien formada, estoy en desventaja, así que mi sueño de trabajar de Community Manager, sin invertir dinero y tiempo en alguna formación simplemente para tener un título, se había vuelto prácticamente imposible…

Así que tras meses de bloguear y trabajar en mis redes sociales, tenía un blog que cada día recibía más visitas, un círculo creciente de relaciones y seguidores en redes sociales y mi primer objetivo se había convertido en un imposible.

Pero yo soy de esas personas que resurgen de sus cenizas una y otra vez, me paso el día reinventándome. Hice varios cursos sobre emprendimiento y creatividad, al mismo tiempo que seguía formándome en temas de marketing online… y saltaron a la luz algunos de mis errores.

Me había confundido de target

Yo ahora estoy todo el día dándote la plasta con que definas tu público objetivo, target por aquí y target por allá. Pero en realidad, yo soy de las que empezó dando palos de ciego, así que cuando os lo digo, lo digo desde la experiencia. Tras un curso que me abrió los ojos acerca de la importancia de definir mi público objetivo me dí cuenta de varias cosas.

  1. Me había confundido de target: Como muchos profesionales del social media, estaba hablando para otros profesionales del sector en lugar de hablar para mi verdadero público objetivo, que eran las pymes.
  2. No había escuchado a mi público

Me encontraba con lectores y seguidores que eran en su mayoría personas que se dedicaban a lo mismo que yo. ¿Cómo iba a encontrar clientes así? ¡Mi público eran mis competidores!

En la mente de mi público

Pero esto en lugar de espantarme, fue una oportunidad maravillosa. Ya tenía un público y lo conocía mejor que nadie, pues yo era una de ell@s. Más fácil imposible para meterme en su piel y poder ofrecerles lo que necesitaban. Utilicé herramientas como el mapa de la empatía para ver qué es lo que preocupaba a mi público y cómo podía ayudarles y de ahí surgió la idea de crear formaciones para profesionales del marketing online en lo que realmente era mi especialidad, el diseño.

3 consejos si tú tampoco estás consiguiendo tus objetivos

Si tú también te encuentras en una situación similar, te voy a dar algunos consejos que a mí me han servido.

  • Replantéate tus objetivos, ve a objetivos concretos y piensa en cómo puedes conseguirlos. No te quedes esperando a que el trabajo venga a ti. Necesitas crear oportunidades.
  • Analiza bien a tu público y escucha sus necesidades. ¿Qué es realmente lo que les preocupa y cómo puedes ayudarles? no te quedes con tus ideas preconcebidas y no tengas miedo a replantearte tu estrategia.
  • Busca dentro de tus talentos todo eso que sabes hacer bien y que podría ser útil a tu público. ¡No sólo somos los títulos que tenemos!  Todas tus habilidades se pueden poner al servicio de tus objetivos. No desperdicies ninguna.

Me encantaría que me contaseis vuestras experiencias con esto. ¿Algun@ os encontráis estancados y no conseguís vuestros objetivos? ¿Lo has logrado y quieres compartir cómo? A tod@s nos gustaría escuchar tu experiencia, echarte una mano o aprender de ti. ¡Anímate a compartirlo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptar las cookies y nuestra política de cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

claves para tener una web de exito

Consigue gratis el Ebook que va a revolucionar tu página web

Suscríbete y recibe gratis las claves para tener una web de éxito.

No olvides confirmar tu suscripción, te llegará un mail de confirmación :)